miércoles, 6 de enero de 2010

A cántaros

A pesar de que llevemos unos días rodeados de tormentas, mi corazón pronostica agua durante unos cuantos meses más.

No sé si no miré bien el tiempo que iba a hacer mañana. O si acaso fui demasiado abrigado en los meses de primavera. Quizá me equivoqué al pensar que siempre clarearía por las tardes. O que las mañanas serían igual de esperanzadoras.

Lo que está claro es que el tiempo, por mucho que queramos pronosticarlo, siempre se sale con la suya.

Echo de menos tantas cosas que tengo que bloquear mi mente para no paralizar mis piernas. Cada rayo con música, cada vendaval de frases, cada chaparrón de llamadas... hacen que me pierda un poco más. La gente, en medio del mal tiempo, corre a refugiarse en sus casas... y me encuentro solo en medio de tantos cruces conocidos... Tantos como días, meses y años.

Sé que no es el momento de pedirte un paraguas que me mantenga seco un rato más. Pero son ya muchas noches y ahora mismo no quiero el impermeable de nadie más.

Se avecina borrasca... ojalá vuelva a cantar mientras pasa.

4 comentarios:

yaves dijo...

jo pues vaya :-(
espero que mejore la cosa este año nuevo

bessitos

Adna dijo...

FELIZ 2010, COM MUITA PAZ E SAÚDE!!!!

Rodavlas dijo...

Re-tomo...

Argan dijo...

Ay yaves... eso espero yo tambien... que menudo comienzo de año.

Adna, no te conozco, pero feliz año pa ti también.

Welcome back Rodavlas!