viernes, 2 de mayo de 2008

Consejos de resaca

La Feria es como un micromundo de solo 5 días. Tiene su proceso de gestación (normalmente de un año), su nacimiento (el mismo día que la pisamos y brota la sonrisa en nuestro rostro), su época de madurez (el segundo día cuando le has cogido el pulso a la fiesta y el estómago aguanta) y su agonía (normalmente emparejada con la nuestra).

Pasado ese tiempo, lo que te queda son muchas anécdotas, varias fotos y algunas secuelas físicas. Todavía un par de días después se pueden ver las consecuencias en forma de SAR o Síndrome de Abstinencia de Rebujito (bebida básica de la Feria compuesta por vino fino y 7up).


La Feria, además, tiene sus propios peligros. Puedes empezar a saludar gente y caer en un bucle del que no salgas nunca. O en el mejor de los casos... salir bastante "perjudicado". Puede que sea gente que solo ves de una Feria a otra, o gente que no quieres ver o incluso gente que ni siquiera recuerdas que conoces.

Es temerario conocer gente en Feria. Puede salir bien o mal. Y entonces alguien te monta una fiesta en tu casa sin previo aviso o se autoinvita a pasar el fin de semana en tu piso de Granada a los 2 minutos de presentaros. Pero bueno... esto también ocurre en algunos bares.

Existe el riesgo de entrar en una espiral de autodestrucción de tu estómago. Empiezas a comer y comer y comer sin pensar en que 4 veces en 3 horas es más que suficiente.

Seguramente la Feria te deje sin voz. Puede que también sin fuerzas para ir otra vez a las 2 de la tarde a comer después de haberte acostado a las 7... pero eso lo arregla el SAR. Lo de la voz es más jodido. Por eso, se recomienda un sistema de cartelitos con las frases más empleadas durante estos días:


Pero no todo son cosas malas. Porque si no... ¿quién iría, verdad?. La Feria nos ofrece una amplia y rica cultura gastronómica que no hay que dejar pasar: goffres, kebabs, hamburguesas, perritos calientes, papas, etc. Y olvidesé usted de tortillas ni pimientos. Quizá un platito de menudo y unas tortillitas de camarones a las 6 de la tarde... pero solo si ha comido ya 2 veces. Que si no, sienta mal al estómago.


La Feria, por supuesto, también tiene sus diversiones. Como colgarse bocabajo mientras te mojan, bailar como posesos esquivando la rotura de vértebras, ofrecer conciertos exclusivos o charlar con los amigos. (Desde ¡Cuánta Bondad! queremos recomendar encarecidamente el visionado de los vídeos que se encuentran en estos enlaces por su alto contenido pedagógico y porque no tienen desperdicio alguno).

También hay tiempo para epifanías. Y teorías frikis como las que aquí se relatan:

Teoría 1: En las despedidas de soltera, normalmente la más fea es la que se casa.
Teoría 2: El uso de gafas de sol fomenta la mirada del escote.
Teoría 3: La invención del móvil ha sido toda una revolución social en la Feria. Antes, te perdías y ya podías irte a tu casa porque no ibas a encontrar a tus amigos. Hoy en día, la decisión de perderte en la Feria es una opción y no una maldición.

Lo maravilloso de la Feria es que puedes beber con solo llevar un vaso. Porque todo el mundo conspira para que nadie este sobrio y ninguno de nuestros vasos este vacío.


Aquí también hay lugar para el amor. Como el de aquella mujer y un plato de cañaíllas. Sellado a las 12 de la noche y con fatales consecuencias al día siguiente. O como el que surge entre un chico y una chica que se acaban de conocer cuando él le pregunta: "¿Tu ves Los Hombres de Paco?". Flechazo instantáneo.

Hay tiempo para todo. Desde congas por la calle hasta cantar una salve rociera mientras desafinamos cual matanza de cerdos.

Para mí esta Feria ha sido importante. No solo por los amigos y el buen rato (lo cuál en otras circunstancias estaría en primer lugar de la lista). Sino porque el domingo compre a mi burro sabanero. Mis amigos ya lo conocen y pudieron bailar con él. Ahora es vuestro momento. Amigos, este es "Rebu":


Desde luego es mi viva imágen...

Esto es casi todo lo que da de sí la Feria del Puerto. Si se deciden a venir alguna vez, espero que estos consejos les sean prácticos y se lleven tan buen recuerdo como yo. Y por favor... no olviden el catavino.

11 comentarios:

DianNa_ dijo...

Jajajajaj, menuda feria tienes montada, la resaca va a ser monumental, sí señor pero merece la pena .
Besossssss^^

Juan Rodríguez Millán dijo...

¡Cómo os lo pasáis, desde luego, je, je...! No sé si yo disfrutaría de tanto evento, no bebo alcohol y no me entusiasman las masas, pero bueno, todo será probarlo algún día, je, je...

yaves dijo...

No se dirá que lo pasais mal no jaja, no me puedo hacer una idea porque nunca estuve en una feria del sur, pero tomo nota.

bessos

Argan dijo...

No te creas, dianna. El rebujito lo bueno que tiene es que no deja resaca (al menos no mucha). Lo justo para que quieras más!

Juan, yo soy de los que opina que en la feria hay sitio para todo el mundo. Hay casetas más tranquilas a ciertas horas, donde simplemente sentarte a disfrutar de los amigos mientras coméis.

yaves, no, no se puede decir eso la verdad. Cuando quieras pasarte por alguna, nos das el toke, y yeye y yo te llevaremos encantados.

DianNa_ dijo...

Cómo van las resacas?
Besos y feliz domingo.

Pd: no me animo a seguir la historia de momento , estoy algo ocupadísima, pero ya lo haré :)

Angel dijo...

jajaja, que bueno los videos, y lo de las notas eso si que es originalidad ya te digo, es un buen invento. Por cierto ayer noche en mi ciudad celebraban la feria de abril, si un poco tarde, pero me pusé tonto perdio con el rebujito y la manzanilla ains... que bueno, así estoy ahora por la mañana ufffff..

Argan dijo...

dianna, las resacas controladas, dont worry. Y por la historia... tranquila... son inmortales... pueden esperar su final.

angel, bienvenido al mundo del rebujito!!! Recuerda siempre llevar tus tarjetas porque más de una vez las necesitarás. Sobre todo si eres de los que cantan todo lo cantable!

AdR dijo...

1) Yo no sufro de SAR, a mi me coge de lleno el SAM (o Síndrome de Abstinencia de Mojito)

2) Qué mal lo del agua del segundo vídeo. Con eso los síndromes desaparecen ene el acto. Pa mí que alguno iba a potar en ese cacharro del demonio (que conste que yo me monto en esas cosas) :)

3) Me guardo tus consejos para la feria de principios de Junio :)

4) Un fuerte abrazo :)

Escriba perezoso. dijo...

Joder Argan tu si que sabes.Por cierto, yo tengo un burrito igualico que el tuyo,ja,ja.Lo malo es que llegó a casa ya casi sin pilas del vacile que tuvimos toda la noche en otra feria en otro lugar.¿Habrá una invasión asnática?.Supongo que tu burro también bailaba la primera noche¿no?.
Abrazos para el borrico..y para ti también celosete.

Sire dijo...

Mmmm
supongo que sería egocéntrico pensar que el comentario de la autoinvitación a Granada fuera por mí. De todos modos quien ofreció cobijo fue el otro...
Por cierto... ¡Nos vamos este finde, ¿no?!

Argan dijo...

sire, para nada egocentrico. Miguel se quedó un poco perplejo pero nada de lo que no se pueda recuperar.
Y no me extraña lo de que fuera él (cosa que jamás comenta) pero que ya le ha pasado factura alguna vez. Además, le encanta tener visita! :D

Nos vemos el finde!!