viernes, 15 de febrero de 2008

Érase una vez...

Para comenzar... ¿os lo cuento u os lo muestro? Me surge la duda. Aunque quizá sea mejor tirar de las dos opciones.

En el cine (y luego extenderlo al ámbito de la vida que queráis), para empezar una película, como primera muestra de contacto entre cineasta y espectador... creo que existen pocas formas de hacerlo bien. Para hacerlo mal siempre hay tiempo y ejemplos. Pero conseguir que nos metamos en la película desde el primer momento, que nos mezclemos con la historia desde el primer minuto y no queramos dejar de mirar... eso tiene muchísimo mérito. Y conmigo... hay dos fórmulas que funcionan.

"Dejarte pegado al asiento"

Justo con la aparición del título de la película (cosa que odio que omitan), la música nos va sumergiendo en un climax del que no saldremos en la siguiente hora y media. Pero especialmente esos primeros minutos nos van a dejar "literalmente" pegados a la butaca y con la boca abierta. Por espectacular, por original, por hermoso (que difícil esta opción sin ninguna empatía con los personajes de la que echar mano), este principio se queda grabado mucho más allá de la trascendencia de la película. Dos ejemplos:


Closer

La mágica canción de Damien Rice acompaña el flechazo entre dos de los personajes principales hasta su primera conversación. Y no queremos que se encuentren porque se dejarían de mirar tal como lo hacen.




La Naranja Mecánica

No me imagino lo que tuvo que ser ver esa primera mirada de Malcom McDowell en los cines de los años 70. Tanta violencia, de nuevo casi sin palabras. La música y el plano abriéndose descubriendo un mundo desconocido hasta entonces. El rebuscado lenguaje del discurso final es el colofón final que nos deja con esa expresión de "¿que coño ha sido eso?".




"Presentación de Personajes"

Esta opción es más dificil todavía. Porque en pocos minutos debes dejar claro quiénes son tus personajes, que carácter poseen, que rol van a jugar y un pequeño adelanto del relato. Y por su capacidad de síntesis... casi siempre triunfan las canciones y por ello los musicales. Y aquí, no puedo poner más ejemplo que el rey indiscutible en esta categoría: Disney. Y porque con tan pocos minutos... puede hacer pequeñas obras maestras inolvidables como estas dos.


La Bella y la Bestia

Aquí exactamente no es el comienzo de la película, lo sé, pero casi... Esta pequeña ópera, donde Bella recorre su pueblo, es un perfecto ejemplo de lo que hablaba. Se conoce su carácter fabulador y reservado, el lugar donde vive, su rutina diária y se adelanta incluso el final de la historia (el libro que ella lee). Además hay tiempo para presentar también al malo de la película, su motivación y algun que otro personaje secundario. Todo en 5 minutos antológicos.




El Jorobado de Notre Dame

Acompañado de una banda sonora increible y única, esta introducción contada por el Bardo nos sumerge en los antecedentes de la historia de Quasimodo, su llegada a Notre Dame y su custodia por el malvado Juez Frolo. Es espectacular de principio a fin. Y creo que la factoría Disney alcanzó con estos 6 minutos un techo al que no ha vuelto a llegar.



Ahora, decídme, ¿tenéis alguno más en mente? ¿Pertenece a alguno de estos grupos? ¿O por el contrario tenéis otro que sugerir? Siempre estoy abierto a buenas recomendaciones.

Nota: Los ejemplos podrían haber sido muchísimos más, pero he querido que su duración no sea excesiva... no pretendo que nadie se trague un video de 20 minutos!!. Y en segundo lugar... me he quedado con las ganas de poner este otro ejemplo, a medio camino entre las dos categorías (aunque quizá más cercano a la primera). Se ha caído de la lista porque no lo encontraba con el doblaje que todos conocemos. Aún así, otra pieza única.

11 comentarios:

Ispilatze dijo...

Tengo una memoria mala, pero mala malísima para el cine y la literatura. Un asco, vamos. No soy capaz de decir cuál fue la última pelicula que vi y casi ni siquiera el título del par de libros empezados en la mesilla.
Sin embargo, al leer tu post y sin venir a qué (porque ni siquiera soy capaz de asociar su principio a alguna de tus categorías) me ha venido a la memoria la primera secuencia de... esta... cómo se llamaba... sí, joder, si la estoy viendo... en blanco y negro... sólo sus labios en rojo... ella, preciosa, perdida en lo alto del edificio... ésta... ¡¡sí!! (BA)SINCITY
¿Por qué habrá sido????
Ver eso y engancharme, todo uno.
:)

Argan dijo...

Sin duda, es un comienzo muy prometedor... aunque esa película ni siquiera requería algo así,, porque promete por si sola :D.

Como curiosidad... esa escena es la que rodó el director para mostrarsela al creador de los comics y enseñarle como podría quedar en pantalla, convenciendolo así para que lo dejara adaptar sus novelas. Así que si que funcionó bien!!

veinteañera dijo...

Ahora mismo me vienen muchas a la memoria, pero mas que por su principio por su final...Como fue la vida es bella.

El principio de Amelié: http://www.youtube.com/watch?v=y8shR5Omahw&feature=related

Quizas lo recuerdo porque la primera vez que vi la pelicula (en V.O sin tener mucha idea de francés) fue de lo poco que me enteré.
La sucesión de imagenes e historias narradas de aquella forma tan peculiar, son minutos muy bellos.

Me has recordado que hace mucho que no me acerco a una sala de cine...

Besitos^^

Juan Rodríguez Millán dijo...

Pues así a bote pronto me viene a la memoria el inquietante y misterioso comienzo de Tiburón, del maestro Spielberg...

Y qué alegría que haya gente que recuerda El Jorobado de Notre Dame con tanto cariño como yo, sobre todo ese inigualable prólogo...

Argan dijo...

Veinteañera por favor... vete a buscar un cine esta misma tarde. Para mi, uno de los mayores placeres de los que pueda disfrutar hoy en día (aunque me pueda quejar de tantas cosas, peliculas, salas, gente, sigue siendo algo mágico a lo que no me puedo resistir).

Un saludo!!

Argan dijo...

Juan, cierto... otro gran comienzo. Spielberg es lo que tiene. Que lo hace tan fácil...

Y del Jorobado... pues que decir, que puede ser casi de mis películas favoritas... tiene escenas que rompen de forma tan drástica con el espiritu disney, y a la vez el conjunto conserva toda su magia... por no hablar de la banda sonora... Un peliculón muy infravalorado desde luego.

Un placer hablar de cine contigo!

AdR dijo...

Me quedo con Closer :) es genial. Las demás también, pero Closer es soberbia. ¿Y sabes qué? Si hay un momento del cine que me apasiona... si hay una escena que me dan ganas de saltar y de vivir la vida... esa es la escena de Cantando Bajo La LLuvia.

http://www.youtube.com/watch?v=bkEvy-9yVyQ

Es insuperable.

Un abrazo, y gracias por hacerme recordar.

Mara dijo...

jejeje, el que más me ha gustado es el del rey león...
si hay alguna peli que a mi me ha conquistedo por su forma de empezar, esa ha sido seven, vete tu a saber pq...
Besitos majo!

Anna dijo...

Los ejemplos que pones son muy buenos...

Veinteañera: a mí también me gustó Amelie ¡¡¡con nosotras no podrán!!!

Un abrazo!!!

YeYe dijo...

Como me gusta el principio de la Bella y la Bestia!!!! Muy bueno, muy bueno!!!

Besitos!!!

Argan dijo...

Adr, la verdad es que Closer me impactó y me sorprendió muy gratamente. No esperaba yo una pelicula tan buena. Y lo que dices de Cantando bajo la lluvia... pues por supuesto... pero no solo esa escena, toda la película engancha como pocas!!

Mara, y que ahora no recuerde yo el comienzo de Seven... pero vamos... esa más que el comienzo... fue el final lo que nos marcó a todos. Un beso!

Anna, Amelie, otro peliculón... sin embargo, su comienzo creo que hace más de carta de presentación del director, su estilo y su forma, que de la historia en sí. De todos modos, el prologo contando los gustos de Amelie es antológico!

Yeye, Pues sí, gran comienzo... que levante el dedo quien no se sepa algo de la canción... Un beso!