miércoles, 16 de mayo de 2007

He...

He leído, leído y leído.
He visto, mirado y observado.
He tocado… todo lo que me dejaron.
He buscado en canciones. Las oía, las escuchaba, las gritaba.

He paseado por la playa, por los pasillos, por mi cuarto.
Trasnocho y madrugo. No duermo porque no quiero. Pero en las paredes tampoco hay nada. Ni en el balcón, ni en la calle, ni en el cielo.
He charlado para no hacer caso. Supongo que me he desahogado.

He salido de fiesta, bebido, saltado… me he descontrolado.
He sido pícaro, travieso, después cobarde… y por último he sido yo mismo.
He comido sin querer y pasado hambre queriendo. Y dejado de curiosear, dios sabe por qué…

He vivido de distracciones.

Y buscado, buscado y buscado una respuesta a mi pregunta. Por todos lados. Sabiendo desde el primer día que nada ni nadie me la dará. A veces se hace tan difícil mirar lo que tenemos dentro…

Hoy he escrito.

3 comentarios:

Jado dijo...

La respuesta siempre llega cuando menos te lo esperas, hay que tener paciencia.

YeYe dijo...

Pues has echo un montón de cosas!!!!.....y estoy de acuerdo con Jado.....paciencia......todo llega!...

Un besito!!

Argan dijo...

Quizá me considere uno de los tios mas pacientes del mundo. Pero en cosas asi, cuando sabes que tienes que decidir... en ese caso, no puedo evitarlo. Voy de un lado para otro, solo con tal de no pararme y volver a pensar en ello.

Pero vamos, teneis toda la razon, cuando menos te lo esperas...