viernes, 10 de octubre de 2008

Atrapame si puedes

Hay un refrán que dice algo que ahora no consigo recordar pero que es perfecto para momentos así. Y si no dice eso, debería decirlo.

Como casi todos los vendavales en mis viajes, todo parte de una ascensión de poca pendiente. Y ya sabemos como se las gastan las cuestas abajo.

Voy de kedada en kedada, de mis Erasmus a mis compañeros del curro, de los paseos al MSN, de las películas al cine, de las visitas a los nuevos amigos, de mi pasión a nuestro amor... voy del metro a un tren, tan rápido que apenas si veo las paradas entre acorde y acorde.

Puedo nombrar una exposición de fotografía erótica, o una semana cenando perritos calientes, o una tarta de Jack Daniel's en mitad de un (inolvidable) cumpleaños en una furtiva sidrería.
Puedo hablaros de mi piso, de mis hábitos (si queda alguno), de futuros viajes o inesperadas reuniones de trabajo rodeado de rusos. O de los amigos ausentes; a los que me da miedo no estar prestando toda la atención que mis tripas quieren dar.
Puedo intercambiar anécdotas, fotos, sorpresas y planes, y citas, muchas citas. Todo sin quitarme el sombrero.

Pero no puedo.
Hoy que me paro para respirar me doy cuenta de que no puedo.

Uno no esta eternamente en esa cuesta abajo donde la sonrisa la pone la inercia. Esa sonrisa de tonto feliz. Hay capas de preocupación que han quedado detrás. Sé que alguna reaparecerá. Pero eso será si es capaz de pillarme entre estación y estación. De todos modos soy consciente de que llegará el instante en el que todo esto no se viva, sino se recuerde con barriles de melancolía. La chispa en la cuál, uno decide que tiene que frenar.

Espero saber cual será ese momento.
Espero sentirlo de forma natural.
Espero no pasármelo y que aquel imborrable "Entonces dime que pare" no tenga nunca que llegar.

Pero hasta entonces, me quedo volando gratis.
Siempre disponible... pero en las nubes.



3 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Qué razon tienes! Si que es necesario parar y pensar a veces, sino pierdes el control ;)

yaves dijo...

Esta chulo el video grabado desde el tren, hay un par de cosas de las que hablas que me suenan de algo jeje, esta bien dejarse llevar por la inercia cuando te dejas caer..pero entiendo que tamb es bueno descansar de vez en cuando..a mi me va haciendo algo de falta descansar un pelin.

bessetes

Angel dijo...

Creo que parar en algunos momentos es de seres inteligentes, no todo es pura inercia, hay que sentarse un momento y reflexionar..